sábado, 9 de noviembre de 2013

Palussen Beradino Hardtop

Fabríquelo usted mismo

La insistencia y deseo por conducir un súper deportivo, logró hace casi cuatro décadas, que un amante del motor, construyera su propio auto de ensueño.

Johannes Palusse, era en 1961 un estudiante de ingeniería alemán, enamorado de los autos que copaban los sueños de los entusiastas al motor como el Ferrari 250 GTO, el Ford GT40 y el Lamborghini Miura, modelos que levantaban expectación por donde pasaban como ocurre en la actualidad con LaFerrari, el renovado Ford GT y el Lamborghini Veneno.

Modelo único

Sabiendo Palussen la imposibilidad de poder adquirir uno de aquellos vehículos, decidió crear el suyo, un auto del que en 1965 obtiene los primeros bocetos y sus primeras maquetas en yeso/madrea – a escala 1:10 – y en fibra de vidrio/resina de poliéster, estas últimas a escala real 1:1.

Con un diseño inspirado claramente en el Ferrari 250GTO, su modelo era en realidad un “tres en uno”. Originalmente disponía de un techo duro – hardtop – que podía retirase y dejar casi a la vista el motor, convertido así en un Notchback – o tricuerpo – permitiendo entrar el sol al vehículo con la retirada del techo, logrando obtener un auténtico roadster.

Sus partes mecánicas eran obtenidas de desguaces, donde pudo encontrar diversas partes de varios modelos de Porsche – modelo 356 y 911 –, Jaguar E Type, Iso Rivolta, Glas 1700 GT o incluso de un VW Beatle.

En 1974 presenta su obra a sus compañeros de la Universidad Técnica de Aquisgran, necesitando una año más para obtener el permiso del servicio técnico de vehículos alemán para su circulación de manera legal, lo que realizará durante 15 años y casi 14.000 km.

Ya jubilado y con más tiempo para dedicarse a su obra, en el año 2009 decide volver a recuperar y arreglar los fallos que entorpecían la normal conducción del vehículo, logrando obtener el primer premio en el Concurso de Elegancia de Castle Classic Days.

Enhorabuena a Palusse y a aquellos que logran sus sueños. 

Fuente: McDrifter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario