lunes, 5 de diciembre de 2011

¿Cómo funciona un motor de 4 tiempos de gasolina?

Posiblemente nunca nos paremos a pensar cómo funciona el motor que tenemos debajo del capó de nuestro coche, a nosotros sólo nos interesa que no se rompa, que consuma poco y que “tire” lo suficiente para plantar cara a algún niñato con su Opel Calibra tuneado. 

El funcionamiento de un motor 4 tiempos de gasolina no es nada complicado, pensemos que en el mercado es el motor que llevan la mayoría de marcas y modelos con este combustible. No nos demoremos más y vamos al lío.
Antes de empezar tendremos que estar ligeramente familiarizados con sus diferentes partes, el cilindro es el principal responsable de poder transformar explosiones en movimiento, dentro de este cilindro se encuentran la cámara de combustión compuesta por el pistón, biela, cigüeñal, etc…

En un motor normal, el número de explosiones por segundo es de sesenta por lo que todas las piezas que componen el motor deben funcionar en una perfecta sincronía.

Primera etapa
Segunda etapa
En la primera etapa o etapa de admisión se abren las válvulas de admisión dejando entrar aire y vapor de gasolina. El aire es imprescindible ya que es el que provoca la explosión. Por cada gota de gasolina del tamaño de un guisante, necesitamos la cantidad de aire que hay en un vaso de tamaño normal. Al finalizar esta etapa, el pistón se encuentra en su posición más baja.
Cuando se cierra herméticamente la válvula de admisión es cuando la segunda etapa de compresión empieza. El pistón sube apretando la mezcla de aire y gasolina aumentando la presión y temperatura, ¡¡¡descendiendo el volumen de la mezcla hasta 10 veces!!! En este momento el pistón llega a su posición más elevada dentro del cilindro finalizando su recorrido ascendente.
Tercera etapa
Cuarta etapa
La etapa de expansión es la tercera etapa en la que la mezcla de aire y gasolina se encuentra en su estado máximo de presión. Dicha mezcla es inflamada por la chispa de 40 000 voltios provocada por la bujía, causando una deflagración, aumentando así la temperatura y presión sobre el pistón, descendiendo éste por el cilindro hasta su parte más baja haciendo a su vez que se mueva la vara del cigüeñal que convierte la energía de la explosión en un movimiento rotacional para impulsar las ruedas.
El escape es la cuarta etapa, momento en que las válvulas de escape se abren, dejando escapar los gases producidos en la combustión gracias a la presión que el pistón ejerce sobre ellos cuando ejerce el movimiento vertical a través del cilindro. La fuerza que ejerce el pistón en esta etapa es causada gracias a la fuerza que hace el cigüeñal sobre él o incluso otro pistón del mismo motor que se encuentra en la segunda etapa.
Por que una imagen vale más que mil palabras.....




No hay comentarios:

Publicar un comentario