martes, 29 de noviembre de 2011

Las cuatro ruedas y el Cine

Locura sobre ruedas.

A quien le guste el mundo del automóvil y el cine recordará títulos con increíbles persecuciones: la caótica y divertida Blues Brothers, la futurista Mad Max o Bullit con su persecución en el  Ford Mustang GT-390 y Dodge Charger R/T considerada por muchos la mejor persecución rodada para una película.

Pieza de culto después de los años, el film de Claude Lelouch  grabado en 1.976 bajo el título de “C'était un Rendez-Vous” - "Tengo una Cita" en castellano - es considerada como la primera filmación on road real y sin trucaje.
Bajo el argumento de un encuentro entre un hombre y una mujer, el protagonista y piloto, debe atravesar toda la ciudad de París hasta llegar al lugra de encuentro, la Basílica del Sacré Coeur.

El recorrido sólo era conocido por el propio Lelouch y por un colaborador de confianza, el cual apostado en el único punto ciego del viaje, le debía indicar si había o no peatones. La radio que haría de medio de comunicación falló, cruzando Lelouch a ciegas.
La escena está grabada en una sola toma de casi nueve minutos trepidantes sin efectos ni coche lanzadera, sólo el coche, el conductor y el París de las cinco de la mañana un día de agosto. Las infracciones que se pueden apreciar varían desde ignorar los semáforos en rojo, hasta cruza las líneas continuas, dejando también pruebas de conducción por dirección contraria y esquiva a los pocos peatones desorientados que le salen al paso.

El conductor es el mismo Claude Lelouch (aunque hay quien dice que pudieron ser René Arnoux o Jean Pierre Jarier) en un Mercedes Benz 450 SEL 6.9, pero el sonido del motor que se escucha es del Ferrari 275 GTB. Tuvieron que hacer el peligroso recorrido dos veces, una primera con el Mercedes y su estabilidad para poder grabar las imágenes en una cámara de grabación giroscópica y una segunda vez con el Ferrari para poder grabar el estupendo sonido de su V12 de 3.285 cc a modo de potente banda sonora.
Cuando fue proyectada por primera vez, Claude Lelouch confesó ser el responsable y conductor, por lo que el Jefe de policía se presento ante él y le retiró el carnet de conducir……5 segundos, se lo devolvió casi de inmediato, alegando que a sus hijos les encantaba su película y sus superiores le habían ordenado retirarle el carnet de conducir, pero no cuanto tiempo.



La gran admiración provocada a lo largo de los años - dejando a parte valoraciones sobre la seguridad de los peatones - no se ha dejado escapar, reeditándose esta vez en formato DVD la secuencia entera pero con un regalo, una entrevista al director y (supuesto) piloto, en el que realizan esta vez a una velocidad más moderada, el mismo recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario